viernes, 4 de diciembre de 2009

LA PREVENCION ES LA MEJOR MEDICINA CONTRA LOS ACCIDENTES LABORALES

http://www.youtube.com/watch?v=JvybrlXifxE

PROPAGANDA DEL COMITE PARITARIO DE CHILE

http://www.youtube.com/watch?v=A2Sc9RYLLSs&feature=related

COMPARATIVO ENTRE EL REGIMEN DE RIESGOS DE COLOMBIA Y CHILE








1. - ¿Qué se entiende por accidente de trabajo y enfermedad profesional?
En Colombia…
Accidente de Trabajo es todo suceso repentino que sobrevenga como causa o con ocasión del trabajo y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una perturbación funcional invalidez o muerte.
Igualmente, el que se produce en ejecución de órdenes del empleador o en ejecución de una labor bajo su autoridad, aún fuera del lugar y horas de trabajo.
Es también accidente de trabajo el que se produce durante el traslado del trabajador desde su residencia al lugar de trabajo y viceversa, cuento el transporte lo suministre el empleador.
Enfermedad Profesional es todo estado patológico permanente o temporal que sobrevenga como consecuencia obligada y directa de la clase de trabajo que desempeña el trabajador y que haya sido determinada como tal por el gobierno Nacional.
El Decreto 1832 de 1.994, establece 42 enfermedades profesionales.
En Chile…
Accidente del Trabajo es cualquier lesión que sufra una persona, a causa o con ocasión del trabajo, y que le produzca enfermedad o la muerte.
Enfermedad Profesional es aquella que es causada, de manera directa, por el ejercicio del trabajo que realice una persona y que le produzca incapacidad o muerte,
Para ser considerada cono Enfermedad Profesional, debe existir una relación causal entre el quehacer laboral y la patología que provoca la invalidez o la muerte.

2. - ¿Quién responde por la atención en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional?
En Colombia…
Responde la Administradora de Riesgos Profesionales, pues ésta hace parte de las prestaciones asistenciales a que tiene derecho el trabajador en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional.
En Chile…
El Instituto de Seguridad Laboral gestiona servicios médicos que permiten la recuperación rápida de los trabajadores, con menor impacto en su salud y en su calidad vida. Ello es realizado a través de los Beneficios Médicos prestados a un trabajador, accidentado o enfermo a causa o con ocasión del trabajo, el cual recibe sin costo alguno la atención que requiera hasta lograr su recuperación completa, o mientras subsistan los síntomas de las secuelas causadas.

3.- ¿Quién responde por el pago de los salarios en el caso de un accidente de trabajo o una enfermedad profesional y qué cuantía?
En Colombia…
El pago lo realiza la Administradora de Riesgos Profesionales a donde se encuentre afiliado el trabajador. Debe ser el 100% del salario base de la cotización, como incapacidad temporal.
En Chile…
Producto del accidente de trabajo o enfermedad profesional, el trabajador afectado podrá seguir recibiendo su remuneración mensual durante el tiempo de reposo médico o licencia. Este subsidio tiene una duración máxima de 52 semanas, pudiendo extenderse a 52 semanas más en el caso de que se requiera de un mejor tratamiento. El trabajador deberá concurrir a la sucursal del ISL en donde se efectuó la denuncia del accidente o enfermedad profesional y presentar la Licencia Médica previamente autorizada por la correspondiente COMPIN, para que se calcule y pague el monto del subsidio correspondiente. En el caso que la actividad del trabajador sea calificada como “obrero” la licencia médica será pagada directamente por la COMPIN.

4.- ¿Quién califica el origen del accidente de trabajo o la enfermedad profesional?
En Colombia…
En primera instancia la califica la Institución prestadora de servicios de salud que atiende al afiliado, en segunda instancia el médico o la comisión laboral de la Entidad Administradora de Riesgos Profesionales.
Si existe desacuerdo entre estas lo resolverá una junta integrada por representantes de las entidades administradoras de salud y de riesgos profesionales.
En caso de inconformidad pasa a las Juntas de Calificación de invalidez.
En Chile…
Inicialmente, es califica por la COMPIN (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez). No obstante su decisión se podrá apelar ante la Comisión Médica de Reclamos (COMERE).

5.- En caso de desacuerdo con la calificación ¿a quién me dirijo?
En Colombia…
En caso de desacuerdo se acudirá ante las Juntas Regionales de Calificación de Invalidez, en primera instancia, y en segunda instancia resuelve la Junta Nacional de Calificación de Invalidez.
En Chile…
Las resoluciones adoptadas por la COMPIN, se podrán apelar ante la Comisión Médica de Reclamos (COMERE), en el plazo de 90 días hábiles contados desde la fecha de notificación de la correspondiente resolución. Las resoluciones de la Comisión Médicas de Reclamos serán apelables, en todo caso, la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), dentro del plazo de 30 días hábiles, contados desde la fecha de notificación de la correspondiente resolución, la que resolverá con competencia exclusiva.

6.- ¿Cuándo la empresa está obligada a tener Comités Paritarios de Salud Ocupacional?
En Colombia…
Todas las empresas o instituciones públicas o privadas que tengan a su servicio diez o más trabajadores deben conformarlo. Y las que no tengan a su servicio esta cantidad de trabajadores, deberán registrar un Vigía de Salud Ocupacional.
En Chile…
De conformidad con el artículo 66 de la Ley 16744 de 1968, “En toda industria o faena en que trabajen más de 25 personas deberán funcionar uno o más Comités Paritarios de Higiene y Seguridad…”.

7.- ¿Toda empresa está obligada a tener el Programa de Salud Ocupacional y en qué consiste?
En Colombia...
Es obligación de todos los empleadores públicos, oficiales, privados, contratistas y subcontratistas organizar y garantizar el funcionamiento de un Programa de Salud Ocupacional.
El Programa de Salud Ocupacional es la planeación, organización, ejecución y evaluación de actividades tendientes a preservar, mantener y mejorar la salud individual y colectiva de los trabajadores en sus lugares de trabajo.
En Chile…
Según el artículo 68 de la Ley 16744 de 1968: “Las empresas o entidades deberán implantar todas las medidas de higiene y seguridad en el trabajo que les prescriban directamente el Servicio Nacional de Salud o, en su caso, el respectivo organismo administrador a que se encuentren afectas, el que deberá indicarlas de acuerdo con las normas y reglamentaciones vigentes.
“El incumplimiento de tales obligaciones será sancionado por el Servicio Nacional de Salud de acuerdo con el procedimiento de multas y sanciones previsto en el Código Sanitario, y en las demás disposiciones legales, sin perjuicio de que el organismo administrador respectivo aplique, además, un recargo en la cotización adicional, en conformidad a lo dispuesto en la presente ley.
“Asimismo, las empresas deberán proporcionar a sus trabajadores, los equipos e implementos de protección necesarios, no pudiendo en caso alguno cobrarles su valor. Si no dieren cumplimiento a esta obligación serán sancionados en la forma que preceptúa el inciso anterior.
“El Servicio Nacional de Salud queda facultado para clausurar las fábricas, talleres, minas o cualquier sitio de trabajo que signifique un riesgo inminente para la salud de los trabajadores o de la comunidad”.

INTRODUCCION

Con los avances tecnológicos que se presentan hoy día, las industrias y empresas se valen de mano obra calificada para operar las máquinas y desplegar procedimientos que le sirvan para cumplir con el objeto de su empresa, produciendo la mayor cantidad de bienes y servicios, en el menor tiempo posible y con el menor costo; pero ello implica una gran cantidad de riesgos para los trabajadores, que se exponen constantemente a peligros que ponen en riesgo su integridad física e incluso su vida. Es por ello que una de las principales preocupaciones de las compañías e industrias es mantener bajo control los riesgos que puedan eventualmente afectar la salud de sus empleados, para ello se valen de las entidades que aseguran las contingencias que se refieren a los accidentes laborales y a las enfermedades de origen profesional. De esta manera, los empleadores le trasladan el riesgo que pueda generarse en estos eventos a estas aseguradoras, que asumen el pago de las indemnizaciones o posibles pensiones que puedan generarse con motivo de la actividad laboral de los trabajadores. Pero estas aseguradoras de riesgos profesionales no solo tienen la tarea de asumir estos pagos por concepto de los accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, sino de propender por la prevención de estas contingencias que interfieren en el desarrollo normal de la actividad empresarial, incidiendo negativamente en su productividad.

Corolario de lo anterior, y ante la importancia del tema en una sociedad como la actual que se basa en estándares de productividad altísimos, pretendemos ilustrar de manera muy somera el Régimen de Riesgos Profesionales aplicable en Colombia y en Chile, para cubrir las eventuales situaciones que se puedan presentar en torno a los accidentes de trabajo y las enfermedades de origen profesional.

Para el efecto, hemos realizado una animación en donde se simula un accidente de tránsito en las carreteras de Colombia, en el que se ven involucrados un transportador de materias primas para la construcción de oleoductos petroleros que provenía de Chile, y un Bus de la “Empresa Bolivariano” que cubría la ruta entre Armenia y Bogotá.

RECONSTRUCCION ACCIDENTE


video

El siniestro ocurrió en la vía denominada “El Alto de la Línea”, y producto del mismo el conductor de la tractomula sufrió un severo trauma en el cráneo que lo dejó en estado de coma por varios días, y al recuperarse del mismo, y ser trasladado a Chile para los estudios médicos pertinentes, fue calificado por el COMPIN (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez) con una Pérdida de la Capacidad Laboral del 48%. El conductor del Bus de la Empresa Bolivariano, no corrió con mejor suerte, y también resultó gravemente afectado en su salud por el accidente acaecido, producto del cual quedó cuadripléjico y, con motivo de ello, fue calificado con Pérdida de la Capacidad Laboral del 90%, y como consecuencia de ello, le fue adjudicada pensión de invalidez asumida por la ARP a la que el empleador lo tenía afiliado.

Tanto en Colombia como en Chile, se precisa para acceder a una pensión de invalidez por accidente de trabajo o enfermedad profesional de una Pérdida de la Capacidad Laboral del 50% inclusive o más. Debido a ello, el conductor de la tractomula quien fue calificado por el COMPIN con un 38% de Pérdida de la Capacidad Laboral no podía acceder a una pensión de invalidez por riesgos profesionales. La ley 16744 de 1968 de Chile compila todo el Régimen de Seguridad Social de ese país, la cual en sus Títulos VI y VII reglamenta todo lo relacionado con Riesgos Profesionales. Conforme con esta norma, y según el artículo 77 de la misma: “Los afiliados o sus derecho-habientes, (…) podrán reclamar dentro del plazo de 90 días hábiles ante la Comisión Médica de Reclamos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales (COMERE), de las decisiones de los Servicios de Salud o de las Mutualidades en su caso recaídas en cuestiones de hecho que se refieran a materias de orden médico. Las resoluciones de la Comisión serán apelables, en todo caso, ante la Superintendencia de Seguridad Social dentro del plazo de 30 días hábiles, la que resolverá con competencia exclusiva y sin ulterior recurso”. No obstante lo anterior, “(…) en contra de las demás resoluciones de los organismos administradores podrá reclamarse, dentro del plazo de 90 días hábiles, directamente a la Superintendencia de Seguridad Social”. En uso de la prerrogativa que consagra este artículo, el conductor de la tractomula decidió apelar la Resolución adoptada por la COMPIN ante la COMERE con objeto de que ésta entidad rectificara el porcentaje de invalidez con que se le había calificado, para que pudiera ser beneficiario de la pensión de invalidez siempre que se lo califique con una PCL superior o igual al 50%.

jueves, 3 de diciembre de 2009

BENEFICIOS DEL ISL – CHILE




BENEFICIOS DEL ISL – CHILE

El Instituto de Seguridad Laboral otorga a trabajadores (y sus beneficiarios) de empresas afiliadas al ISL y trabajadores independientes, un completo servicio de recuperación en caso de sufrir un Accidente Laboral o una Enfermedad Profesional.
Para tales efectos, los afiliados al ISL cuentan con un completo servicio en el área de Beneficios Médicos y Beneficios Económicos, lo cuales se han orientado a mejorar y originar Calidad de Vida a todos los trabajadores y trabajadoras afiliados al ISL.

ü BENEFICIOS MÉDICOS
El Instituto de Seguridad Laboral gestiona servicios médicos que permiten la recuperación rápida de los trabajadores, con menor impacto en su salud y en su calidad vida.
Los Beneficios Médicos son todas aquellas atenciones de salud que un trabajador, accidentado o enfermo a causa o con ocasión del trabajo, recibe sin costo alguno hasta lograr su recuperación completa, o mientras subsistan los síntomas de las secuelas causadas.
Todo trabajador que sufra un accidente del trabajo o enfermedad profesional tendrá derecho a los siguientes beneficios:
· Atención médica, quirúrgica y dental.
· Hospitalizaciones.
· Medicamentos.
· Prótesis y aparatos ortopédicos.
· Rehabilitación física y reeducación profesional.
· Gastos de traslado y cualquier otro necesario para el otorgamiento de estos beneficios. Aunque estos gastos de traslado y otros necesarios, serán procedentes sólo en caso que la víctima se halle impedida de valerse por si misma o deba efectuarlos por prescripción del médico tratante.

Los Beneficios Médicos que otorga el ISL a sus afiliados se agrupan de acuerdo a si se trata de un Accidente del Trabajo o a una Enfermedad Profesional.

I.
Accidentes del Trabajo: Un Accidente del Trabajo es cualquier lesión que sufra una persona, a causa o con ocasión del trabajo, y que le produzca enfermedad o la muerte.
¿Qué hacer en caso de un Accidente del Trabajo?
En el caso de que un trabajador, que esté afiliado al ISL, sufra un accidente del trabajo debe realizar el siguiente procedimiento:
· El trabajador accidentado deberá ser enviado al establecimiento asistencial, en convenio con el ISL, más cercano para recibir la primera atención.
· El empleador, al tomar conocimiento del siniestro y, dentro de las 24 horas posteriores, deberá acercarse a la Sucursal del ISL que le corresponda según el domicilio comercial, para presentar la correspondiente “Denuncia Individual de Accidente de Trabajo” (DIAT). Si el empleador, por razones de fuerza mayor, no pudiese realizar la DIAT ésta podrá ser presentada por el propio trabajador accidentado, sus derecho – habientes, Comité Paritario, el médico tratante o cualquier persona que haya tenido conocimiento del suceso.
· Si el trabajador accidentado debe ser trasladado del centro asistencial, ya sea por encontrarse en un centro de atención sin convenio al cual ingresó dadas las características de urgencia del caso, o cuando el lugar no cuenta con las prestaciones apropiadas; el ISL, por medio del Departamento de Gestión de Prestaciones Médicas efectuará todas las acciones necesarias para el traslado oportuno.
En caso de no encontrarse de acuerdo con las resoluciones emitidas por el ISL, se pueden presentar reclamaciones y/o apelaciones ante la Comisión Médica de Reclamos (COMERE) y la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).

II. Accidentes de Trayecto: Son considerados Accidentes de Trayecto los siguientes hechos:
· Aquellos ocurridos en el trayecto directo, de ida o regreso, entre la habitación y el lugar de trabajo.
· Aquellos ocurridos en el trayecto directo entre dos lugares de trabajo, aunque correspondan a distintos empleadores.
· Aquello que sean sufridos por dirigentes de instituciones sindicales, a causa o con ocasión del desempeño de sus cometidos legales.
En tanto, no son considerados Accidentes del Trabajo los siguientes hechos:
· Aquellos ocurridos debido a fuerza mayor extraña que no tenga relación alguna con el trabajo.
· Aquellos que son producidos, intencionalmente, por la víctima.
¿Qué hacer en caso de un Accidente de Trayecto?
· El trabajador accidentado deberá ser enviado al establecimiento asistencial, en convenio con el ISL, más cercano para recibir la primera atención.
· El empleador, al tomar conocimiento del siniestro y, dentro de las 24 horas posteriores, deberá acercarse a la Sucursal del ISL que le corresponda según el domicilio comercial, para presentar la correspondiente “Denuncia Individual de Accidente de Trabajo” (DIAT). Si el empleador, por razones de fuerza mayor, no pudiese realizar la DIAT ésta podrá ser presentada por el propio trabajador accidentado, sus derecho – habientes, Comité Paritario, el médico tratante o cualquier persona que haya tenido conocimiento del suceso.
· Se deberá acompañar al formulario DIAT, parte policial, constancia en carabineros o cualquier otro medio de prueba igualmente fehaciente, que dé cuenta del evento.
· Si el trabajador accidentado debe ser trasladado del centro asistencial, ya sea por encontrarse en un centro de atención sin convenio al cual ingresó dadas las características de urgencia del caso, o cuando el lugar no cuenta con las prestaciones apropiadas; el ISL, por medio del Departamento de gestión de Prestaciones Médicas, efectuará todas las acciones necesarias para el traslado oportuno.
En caso de no encontrarse de acuerdo con las resoluciones emitidas por el ISL, se pueden presentar reclamaciones y/o apelaciones ante la Comisión Médica de Reclamos (COMERE) y la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).

III.
Enfermedad Profesional: Una Enfermedad Profesional es aquella que es causada, de manera directa, por el ejercicio del trabajo que realice una persona y que le produzca incapacidad o muerte.
Para ser considerada cono Enfermedad Profesional, debe existir una relación causal entre el quehacer laboral y la patología que provoca la invalidez o la muerte.
¿Qué hacer en caso de una Enfermedad Profesional?
· El trabajado enfermo deberá solicitar una orden de atención, acudiendo a la sucursal más cercana al domicilio comercial del empleador. Debe presentar la “Declaración Individual de Enfermedad Profesional” (DIEP), la cual puede ser llenada por el médico tratante, el empleador, comité paritario o mismo trabajador.
· Con la orden de atención, el trabajador debe dirigirse al establecimiento médico en convenio con ISL que está indicado en la orden de atención para evaluación, en donde se realizará el estudio de la enfermedad para determinar su eventual origen profesional.
· Si los exámenes y procedimientos realizados para establecer el origen de la enfermedad, común o laboral, indican que la patología es causada por el trabajo, el ISL extenderá la Orden de Atención para tratamiento al centro asistencial en convenio para otorgar las atenciones médicas necesarias para tratar la enfermedad profesional diagnosticada.
· Si producto del estudio se determina que el origen de la enfermedad es de tipo común, el trabajador deberá seguir su tratamiento a través de su sistema de salud común (Isapre o Fonasa).
En caso de no encontrarse de acuerdo con las resoluciones emitidas por el ISL, se pueden presentar reclamaciones y/o apelaciones ante la Comisión Médica de Reclamos (COMERE) y la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).


ü BENEFICIOS ECONÓMICOS
El Instituto de Seguridad Laboral compensa en forma oportuna y justa el desmedro económico de los trabajadores accidentados o enfermos de origen laboral.
Los Beneficios Económicos son otorgados a los trabajadores (y sus beneficiarios) de empresas afiliadas al ISL y trabajadores independientes, que sufran algún grado de incapacidad o muerte, producto de un accidente laboral, de trayecto o enfermedad profesional.
Este beneficio consiste en reemplazar el sueldo mensual que el afectado dejó de recibir producto de alguna de las circunstancias señaladas.
Los beneficios económicos que entrega el ISL están agrupados en categorías, según los efectos que produzcan, tales como:

I. Subsidios por Incapacidad Laboral (incorpora los reembolsos): Producto del accidente de trabajo o enfermedad profesional, el trabajador afectado podrá seguir recibiendo su remuneración mensual durante el tiempo de reposo médico o licencia.
Este subsidio tiene una duración máxima de 52 semanas, pudiendo extenderse a 52 semanas más en el caso de que se requiera de un mejor tratamiento. En el caso de que al cabo de las 52 o 104 semanas, el trabajador no logra curarse o rehabilitarse, se presumirá que presenta un estado de invalidez permanente.
Pago de los Subsidios:
El trabajador deberá concurrir a la sucursal del ISL en donde se efectuó la denuncia del accidente o enfermedad profesional y presentar la Licencia Médica previamente autorizada por la correspondiente COMPIN, para que se calcule y pague el monto del subsidio correspondiente. En el caso que la actividad del trabajador sea calificada como “obrero” la licencia médica será pagada directamente por la COMPIN.
El plazo para realizar este trámite es de 6 meses a contar de la extensión de dicha licencia.
En tanto, los funcionarios públicos seguirán percibiendo el total de sus remuneraciones por parte del Servicio o Institución Pública
Reembolso de Subsidios:
La empresa u organismo público al que pertenece el trabajador deberá solicitar el o los reembolsos en la Sucursal u Oficina del ISL, en la que se denunció el accidente o enfermedad profesional, y se recibió la Orden de Atención.
La Sucursal u Oficina del ISL procederá a rembolsar por este concepto, conforme a la reglamentación vigente, dentro de los diez primeros días del mes siguiente a aquel que se hubiese formulado el cobro pertinente.
El derecho a requerir el reembolso del subsidio terminará en el plazo de 6 meses, contados desde la fecha de pago de la respectiva remuneración mensual.
1.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Público (Ley N° 19.345):
· Solicitud de Reembolso Ley N° 19.345.
· Nómina de Subsidios.
· Licencia (s) Médica (s) Visada (s) por la COMPIN (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez).
· Contrato de Trabajo.
· Fotocopia de las 6 últimas imposiciones.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT, o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Formulario Individual de Cálculo de Subsidio.

2.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Privado (Ley N° 16.744)
· Formulario Individual de Cálculo de Subsidio.
· Licencia (s) Médica (s) Visada (s) por la COMPIN (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez).
· Contrato de Trabajo.
· Fotocopia de las 6 últimas imposiciones.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT, o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.

II.
Indemnizaciones: Este beneficio se entregará a aquellos trabajadores que, después de recibir las atenciones médicas y de rehabilitación sostenga una incapacidad que supere el 15% y sea menor al 40%. En tales casos el trabajador recibirá una Indemnización acorde al porcentaje de “Perdida de Capacidad de Ganancia”, asignado por la COMPIN (Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez).
El monto de indemnización, que se paga una sola vez, variará de acuerdo al grado de incapacidad desde 1,5 veces a 15 veces el sueldo base determinado.
1.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Público (Ley N° 19.345):
· Resolución de Invalidez de la COMPIN
· Solicitud de Beneficio que debe llenar la sucursal del ISL
· Certificado de Nacimiento.
· Fotocopia de la Cédula de Identidad.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Certificado de Rentas emitido por el empleador para el funcionario público.
· Si es funcionario del Sector Salud, Resolución Anual de Turnos de Emergencia (asignación de urgencias). Ley Nº 19.264.
· Historia Ocupacional (breve relato de toda su historia laboral, detallando períodos y empleadores), cuando su incapacidad se origina por enfermedad profesional.
· Antecedentes Laborales: Se acreditan con documentos como contratos de trabajo, finiquitos, aviso de cesación de servicios, certificado de empleadores, etc. Estos documentos deben respaldar la Historia Ocupacional desde el inicio de la Ley Nº 19.345 (01/03/1995), o desde la fecha de inicio de las actividades laborales.


2.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Privado (Ley N° 16.744):
· Resolución de Invalidez de la COMPIN.
· Solicitud de Beneficio, que debe rellenar en la sucursal del ISL.
· Certificado de Nacimiento.
· Fotocopia de la Cédula de Identidad.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Certificado de Rentas, emitido por el empleador para el funcionario público.
· Historia Ocupacional (breve relato de toda su historia laboral, detallando períodos y empleadores), cuando su incapacidad se origina por enfermedad profesional.
· Antecedentes Laborales: Se acreditan con documentos como contratos de trabajo, finiquitos, aviso de cesación de servicios, certificado de empleadores, etc. Estos documentos deben respaldar la Historia Ocupacional desde el inicio de la Ley Nº 16.744 (01/05/1968), o desde la fecha de inicio de las actividades laborales.
· Certificado de Subsidios por Incapacidad Laboral: Para accidentes del trabajo, dichos certificados deben ser anteriores a la fecha del accidente, y para enfermedad profesional anteriores a la fecha de evaluación por parte de la COMPIN.
· Fotocopias de las planillas de pago de imposiciones de los últimos 6 meses anteriores al accidente o evaluaciones de la COMPIN. Dichos documentos deberán ser legalizados en la sucursal del ISL, para lo cual se deben presentarse los originales.

III. Pensión de Invalidez (Parcial, Total, Gran Invalidez): En el caso de que el accidente del trabajo o enfermedad profesional produjese invalidez (parcial, total o gran invalidez) o muerte, el trabajador tendrá derecho a recibir una pensión, cuyo monto se determinará en relación a la renta del trabajador y del grado o porcentaje de incapacidad asignado por la COMPIN. De acuerdo al grado de incapacidad, el trabajador tendrá derecho a:
ü Pensión Parcial: A la invalidez igual o mayor al 40% y menor al 70%.
ü Pensión Total: A la invalidez igual o mayor al 70%.
ü Pensión Gran Invalidez: A la invalidez del 100%.

1.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Público (Ley N° 19.345):
· Resolución de Invalidez de la COMPIN.
· Solicitud de Beneficio que debe llenar en la sucursal del ISL.
· Certificado de Nacimiento.
· Fotocopia de Cédula de Identidad.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Certificado de Rentas emitido por el empleador para el funcionario público.
· Si es funcionario del Sector Salud, Resolución Anual de Turnos de Emergencia (asignación de urgencias) Ley Nº 19.264.
· Historia Ocupacional (breve relato de toda su historia laboral, detallando períodos y empleadores), cuando su incapacidad se origina por enfermedad profesional.
· Antecedentes Laborales: Se acreditan con documentos como contratos de trabajo, finiquitos, aviso de cesación de servicios, certificado de empleadores, etc. Estos documentos deben respaldar la Historia Ocupacional desde el inicio de la Ley Nº 19.345 (01/03/1995), o desde la fecha de inicio de las actividades laborales.
· Resolución que declara vacante el cargo del trabajador.
· Si percibe pensión, debe acompañar antecedentes correspondientes (AFP, Mutual, CAPREDENA, DIPRECA, etc.).
· Si tiene más de 2 hijos con autorización de asignación familiar, presentar Copia de la Autorización y Certificados de Nacimiento de las cargas.
· Certificado de Afiliación a Isapre, o declaración jurada simple que es afiliado a FONASA.

2.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Privado (Ley N° 16.744):
· Resolución de Invalidez de la COMPIN
· Solicitud de Beneficio que debe llenar en la sucursal del ISL
· Certificado de Nacimiento.
· Fotocopia de Cédula de Identidad.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Historia Ocupacional (breve relato de toda su historia laboral, detallando períodos y empleadores), cuando su incapacidad se origina por enfermedad profesional.
· Antecedentes Laborales: Se acreditan con documentos como contratos de trabajo, finiquitos, aviso de cesación de servicios, certificado de empleadores, etc. Estos documentos deben respaldar la Historia Ocupacional desde el inicio de la Ley Nº 16.744 (01/05/1968), o desde la fecha de inicio de las actividades laborales.
· Certificado de Subsidios por Incapacidad Laboral: Para accidentes del trabajo, dichos certificados deben ser anteriores a la fecha del accidente, y para enfermedad profesional anteriores a la fecha de evaluación por parte de la COMPIN
· Fotocopias de las planillas de pago de imposiciones de los últimos 6 meses anteriores al accidente o evaluaciones de la COMPIN. Dichos documentos deberán ser legalizados en la sucursal del ISL, para lo cual deben presentarse los originales.
· Si percibe pensión, debe acompañar antecedentes correspondientes (AFP, Mutual, CAPREDENA, DIPRECA, etc.).
· Si tiene más de 2 hijos con autorización de asignación familiar, presentar Copia de la Autorización y Certificados de Nacimiento de las cargas.
· Certificado de Afiliación a Isapre, o declaración jurada simple que es afiliado a FONASA

IV.
Pensión de Supervivencia (Viudez, Convivencia, Orfandad): Si el accidente o enfermedad profesional produjese la muerte del trabajador, o si falleciese el inválido pensionado; su cónyuge, hijos legítimos, de filiación no matrimonial o adoptivos, la madre de sus hijos, así como también los ascendientes o descendientes que le causen alguna asignación familiar, tendrán derecho a pensiones de supervivencia (viudez temporal o vitalicia, convivencia y orfandad).

1.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Público (Ley N° 19.345):
· Solicitud de Beneficio que debe llenar en la sucursal del ISL.
· Certificado de Nacimiento del trabajador o pensionado.
· Certificado de Nacimiento de la viuda.
· Certificado de Nacimiento de la conviviente.
· Certificado de Nacimiento de los hijos.
· Certificado de Defunción del trabajador o pensionado.
· Fotocopia de Cédula de Identidad del trabajador o pensionado.
· Fotocopia de Cédula de Identidad de la viuda o conviviente.
· Certificado de Matrimonio.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Opción de Salud.
· Informe de Asistente Social que acredite estado civil y haber vivido a expensas del fallecido (conviviente).
· Contrato de trabajo vigente del trabajador.
· Certificado de Tutoría emitido por el Tribunal de Familia.
· Certificado de Rentas, emitido por el empleador para el funcionario público.
· Si es funcionario del Sector Salud, Resolución Anual de Turnos de Emergencia (asignación de urgencias). Ley Nº 19.264

2.
Requisitos y Documentos para Trabajadores del Sector Privado (Ley N° 16.744):
· Solicitud de Beneficio que debe llenar en la sucursal del ISL.
· Certificado de Nacimiento del trabajador o pensionado.
· Certificado de Nacimiento de la viuda.
· Certificado de Nacimiento de la conviviente.
· Certificado de Nacimiento de los hijos.
· Certificado de Defunción del trabajador o pensionado.
· Fotocopia de Cédula de Identidad del trabajador o pensionado.
· Fotocopia de Cédula de Identidad de la viuda o conviviente.
· Certificado de Matrimonio.
· Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT), o Declaración Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), según corresponda.
· Certificados de AFP: Afiliación y certificado de cotizaciones históricas (si el trabajador se encuentra afiliado a una AFP).
· Parte Policial (cuando la incapacidad se origina por accidente de trayecto).
· Opción de Salud.
· Informe de Asistente Social que acredite estado civil y haber vivido a expensas del fallecido (conviviente).
· Contrato de trabajo vigente del trabajador.
· Certificado de Tutoría emitido por el Tribunal de Familia.

V. Pensión de Invalidez Escolar: El Seguro Social contra Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales cubre a todos aquellos alumnos regulares de establecimientos fiscales o particulares que, por ocasión de sus estudios, hayan sufrido un accidente.
El estudiante que, como consecuencia del accidente escolar, haya perdido a lo menos un 70% de su capacidad, tendrá derecho a una Pensión de Invalidez igual a un sueldo vital.
Requisitos y Documentos:
· Resolución de Invalidez de la COMPIN.
· Solicitud de Beneficio que debe llenar en la sucursal del ISL.
· Certificado de Nacimiento.
· Fotocopia de Cédula de Identidad.
· Declaración Individual de Accidente Escolar, emitido por el establecimiento educacional.
· Informe Social emitido por la asistente social del ISL (para beneficios con incapacidad igual o superior al 15% e inferior al 70%).
· Certificado de alumno regular.
· En caso de ser menor de 18 años y estar a cargo de un tercero, se debe acompañar antecedentes que le otorga el cuidado y administración de los bienes del menor al tercero.